25.7 C
Panama
23 C
Costa Rica
25.8 C
El Salvador
19.6 C
Guatemala City
30 C
Honduras
24.6 C
Nicaragua

Gigantes tecnológicos: fusiones y un nuevo turismo tras la crisis

Empresas

El fin de la pandemia traerá un paradigma económico nuevo, con las grandes tecnológicas como todopoderosas facilitadoras del teletrabajo, el entretenimiento o el comercio minorista, mientras que otros sectores se verán abocados a una oleada de consolidaciones y el fin del turismo de masas obligará a aerolíneas, hoteles o cruceros a repensar sus servicios, según muestra el análisis de resultados trimestrales en las empresas del S&P 500.

Durante su primera rueda de prensa esta semana, el presidente estadounidense, Joe Biden, repitió tres veces en pocos minutos el nuevo mantra de su política económica «quiero un cambio de paradigma», algo que, independiente de los incentivos del Ejecutivo, ya es un proceso en marcha.

La imágenes de decenas de gigantescos cruceros en las aguas de las Bahamas o frente a las playas de Florida quedarán como una de las imágenes del fin de la vieja economía, mientas que con el paso de los años los oficinistas no olvidarán cuando portátiles, instrucciones de Zoom, Slack o Google comenzaron a llegar a su improvisada oficina casera.

Este repentino cambio llevó a empresas como Carnival Cruises de ganar trimestralmente unos 6.000 millones de dólares a 33 millones a finales de 2020. Caídas similares experimentaron aerolíneas, cadenas de hoteles o restauración de todo el mundo.

«Volver a un crucero va a requerir muchos protocolos, nuevos procesos y tecnología, no sólo para los cruceros, sino para otras industrias», opinaba este jueves Stewart Chiron, experto de esta industria conocido como «The Cruise Guy».

«La economía de pandemia aceleró la tendencia a favor de activos no tangibles a través de firmas con relativamente menos empleados. Esta tendencia esperamos que continuará. Los negocios tradicionales se recuperarán, pero la desconexión con las empresas con más intangibles por empleados persistirá y seguirá siendo un desafío social y económico», opinó en un comentario el profesor de economía de la Universidad de Nueva York Michael Spence.

Durante la pandemia el mundo no paró, sino que se desplazó a la vida digital, algo que procuró pingües beneficios a Amazon, uno de los mayores ganadores de la pandemia, con unos ingresos trimestrales que pasaron de unos 75.000 millones de dólares a comienzo de 2020 a más de 125.000 millones.

La pandemia no solo ha acentuado la división entre ricos y pobres, sino que ha provocado un cisma de dimensiones aún inapreciables entre los exponentes de la economía digital y otras empresas industriales, financieras, sanitarias o de turismo y ocio que tendrán muy difícil adaptarse a los nuevos paradigmas económicos.

Amazon se lanzó durante 2020 a una oleada de contrataciones, mientras representantes de los trabajadores o gobiernos criticaban la laxitud en sus inmensos complejos logísticos para prevenir los contagios de covid-19. La multinacional de Jeff Bezos se ha convertido en tan importante para algunas zonas que, como en el caso de San Bernardino (California), ha comenzado a introducir formación en los institutos de secundaria.

Amazon se lanzó durante 2020 a una oleada de contrataciones, mientras representantes de los trabajadores o gobiernos criticaban la laxitud en sus inmensos complejos logísticos para prevenir los contagios de covid-19.

La multinacional de Jeff Bezos se ha convertido en tan importante para algunas zonas que, como en el caso de San Bernardino (California), ha comenzado a introducir formación en los institutos de secundaria como el de Cajon High School, donde los jóvenes saben que su futuro más cierto está en Amazon.

Recomendados

Recientes