31.1 C
Panama
22.4 C
Costa Rica
26 C
El Salvador
21.9 C
Guatemala City
21.4 C
Honduras
24.5 C
Nicaragua

NVIDIA había comprado ARM, pero sigue sin ser suya: la FTC es la última en oponerse a la operación, que tacha de anticompetitiva

Empresas

En septiembre de 2020 saltaba la noticiaNVIDIA compraba ARM por 40.000 millones de dólares. Se trataba de la operación más importante de la historia en el segmento de los semiconductores, y aunque ambas empresas parecían tener claro que el acuerdo era cosa hecha, los reguladores no pensaban lo mismo.

De hecho ha pasado más de un año desde el anuncio y ARM sigue sin ser de NVIDIA.  En los últimos meses hemos visto cómo el Reino Unido no veía la operación con buenos ojos y cómo la Unión Europea iba a investigar también el acuerdo. Ahora es la FTC de Estados Unidos la que afirma que esto tiene mala pinta, y que el acuerdo sería anticompetitivo.

ARM, cada vez más alejada de NVIDIA

Las dudas de los reguladores en todo el mundo parecen dejar claro que la operación tiene serios problemas para completarse. La Federal Trade Commission, el organismo regulador de este tipo de operaciones en Estados Unidos, ha acabado demandando ese acuerdo para bloquearlo.

Según la FTC, la adquisición le daría a NVIDIA un control no justificado de tecnología de computación y sobre diseños que los rivales necesitan para crear sus propios chips. De aprobarse la adquisición, esa megaempresa podría asfixiar tecnologías de próxima generación, afirman los reguladores.

NVIDIA respondió a la demanda afirmando que «trabajaremos para demostrar que esta transacción beneficiará a la industria y promoverá la competitividad«.

Como indican en el Wall Street Journal, no es la primera vez que se bloquean acuerdos de adquisición entre fabricantes de semiconductores. En 2018 se impidió la compra de Qualcomm por parte de Broadcom (que iba a pagar 117.000 millones dólares por ella).

La propia Qualcomm se vio bloqueada también cuando intentó comprar NXP Semiconductors por 47.000 millones de dólares a finales de 2016: China dijo que naranjas de ese país.

Lo cierto es que las dudas sobre la adquisición de ARM por parte de NVIDIA no paran de llegar, y con la situación actual del mercado de los semiconductores —escasez de chips incluida— la propuesta parece tenerlo cada vez más difícil.

Recomendados

Recientes