26.9 C
Panama
6.7 C
Costa Rica
23.9 C
El Salvador
18 C
Guatemala City
21 C
Honduras
22.9 C
Nicaragua

El Directorio Ejecutivo del FMI concluye la Consulta del Artículo IV con Panamá correspondiente a 2021

Empresas

Washington, DC – 16 de junio de 2021: El 14 de junio, el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la Consulta del Artículo IV con Panamá.

La economía panameña sufrió una contracción drástica en 2020 en un contexto de restricciones a la movilidad y medidas para abordar la pandemia de COVID-19, junto con la recesión mundial. El crecimiento del PIB real experimentó una caída sin precedentes de 17,9% en 2020, y la tasa de desempleo se disparó a 181⁄2% en septiembre de 2020. La drástica pérdida de ingresos fiscales debido al confinamiento y a los efectos asociados en la demanda precipitó un marcado deterioro de la posición fiscal; por otra parte, el gasto en programas sanitarios y sociales relacionado con la COVID se vio ampliamente compensado por una reorientación de otros gastos. El déficit fiscal del sector público no financiero alcanzó alrededor del 10% del PIB, que está en línea con la regla fiscal enmendada. La cuenta corriente externa mejoró hasta alcanzar un superávit de 21⁄3% del PIB en 2020, gracias a la pronunciada contracción de las importaciones, el abaratamiento del petróleo, el aumento de las exportaciones de cobre y la resiliencia de los ingresos fiscales generados por el Canal. El sector financiero se mantuvo estable, bien capitalizado y líquido a pesar del fuerte shock de la pandemia y la moratoria para hacer pagos sobre créditos. Panamá continúa en la lista gris del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI). Aunque el GAFI reconoció las medidas adoptadas por las autoridades para mejorar el régimen de ALD/LFT en la Plenaria de febrero de 2021, el avance no bastó para retirar a Panamá de la lista de países con deficiencias estratégicas. El GAFI tomó nota de que el plazo para llevar a la práctica todos los elementos del plan de acción del GAFI había vencido y alentó a Panamá a abordar las deficiencias restantes a la mayor brevedad posible.

Aunque se espera una vigorosa recuperación en 2021, los riesgos siguen inclinándose a la baja. El crecimiento se recuperaría a 12% en 2021 y convergería hacia el potencial de alrededor de 5% a mediano plazo. Con todo, las perspectivas económicas continúan estando rodeadas de un inusitado grado de incertidumbre debido al impacto de la pandemia. Los riesgos internos a la baja incluyen demoras en abordar los elementos del plan de acción del GAFI y mejorar la eficacia del régimen de ALD/LFT y los marcos de transparencia tributaria; un aumento de la morosidad crediticia debido a la moratoria; reveses en la consolidación fiscal que ponga en peligro la confianza de los mercados. Los riesgos externos incluyen nuevas olas de la pandemia y la persistencia de las debilidades del comercio internacional que restringen el flujo de tráfico y los ingresos fiscales generados por el Canal. Además, los desastres naturales y los fenómenos climáticos extremos podrían causar pérdidas de vidas y medios de vida, trastornar la actividad en el Canal, la agricultura y el turismo.

Evaluación del Directorio Ejecutivo

Los directores ejecutivos estuvieron de acuerdo, en términos generales, con la evaluación del personal técnico. Panamá sufrió una pronunciada contracción económica en 2020 en medio de rigurosas medidas de contención y restricciones a la movilidad desplegadas frente a la pandemia de COVID-19. Un repunte de la economía mundial y políticas macroeconómicas propicias sustentarían una vigorosa recuperación en 2021. Los directores elogiaron el compromiso de las autoridades para proteger la salud y las vidas del pueblo panameño mediante un programa de vacunación. Hicieron hincapié en la necesidad de mantener la cautela ante la persistencia de las incertidumbres mundiales, y sobre todo en relación con la aparición de nuevas cepas de la COVID-19.

Los directores recalcaron la importancia de ceñirse a la regla fiscal para garantizar la sostenibilidad de la deuda a mediano plazo. La consolidación fiscal contemplada para después de la pandemia debería ir acompañada de un fortalecimiento de la planificación a mediano plazo. Los directores pusieron de relieve la necesidad de afianzar el marco fiscal para mejorar la credibilidad de la estrategia fiscal y afinar el marco de gestión financiera pública para realzar la transparencia y prevenir atrasos en los pagos públicos.

El sistema bancario panameño conservó la resiliencia durante la pandemia y, en general, está bien regulado. Sin embargo, el sistema financiero aún es vulnerable a shocks imprevistos. Son necesarias una supervisión y una vigilancia estrictas para salvaguardar la estabilidad. Los directores enfatizaron en la necesidad de que la tolerancia en la aplicación de las normas concedida a los créditos tras la pandemia sea limitada y se elimine paulatinamente, reforzada por un plan de acción de supervisión y una rigurosa vigilancia. La exigencia de provisionamiento especial para préstamos modificados debería recalibrarse continuamente en función de las circunstancias. Dada la elevada proporción de préstamos modificados, un examen de las carteras de préstamos de todos los bancos centrado en el riesgo, que incluya una evaluación de la calidad de los activos fundamentales, ayudaría a evaluar las exposiciones crediticias y los colchones de capital de los bancos.

Los directores enfatizaron la importancia de mejorar el marco de integridad financiera. Debe seguir siendo prioritario salir de la lista gris del GAFI, entre otras cosas abordando expeditivamente las deficiencias restantes en el marco regulatorio de ALD/LFT. Los esfuerzos por mejorar la transparencia tributaria deben continuar, en estrecha colaboración con la Unión Europea.

Los directores llamaron a realizar reformas estructurales para promover la competitividad y el potencial de crecimiento mediante mejoras al clima de negocios, el afianzamiento de las políticas relacionadas con la movilidad de la mano de obra, la gobernanza y la capacidad institucional, la promoción de la innovación y el avance tecnológico en industrias críticas y la profundización de la inclusión financiera. Asimismo, es necesario realzar el nivel de aptitudes de la fuerza laboral, racionalizar el marco de insolvencia y mejorar el funcionamiento del sistema judicial para que Panamá siga siendo un destino interesante para hacer negocios. Los directores se manifestaron complacidos con los objetivos a largo plazo de incrementar la eficiencia del gasto, sobre todo en el ámbito sanitario, educativo y social, lo cual incluye la mejora de las condiciones de vida de las poblaciones indígenas.

Recomendados

Recientes