23.5 C
Panama
29.5 C
Costa Rica
26.8 C
El Salvador
23.9 C
Guatemala City
27.3 C
Honduras
29.8 C
Nicaragua

Tendencias rumbo a 2024 en la carrera por ser más ágiles e interoperables

Empresas

El sector financiero del país innova a través de Blockchain, teniendo en cuenta el ciclo económico actual y las nuevas tendencias de mercado emergentes.

Cada 4 de diciembre se celebra el Día Internacional de los Bancos. Esta fecha fue destacada para remarcar la importancia de los bancos en el desarrollo de los países, impulsores de la economía y la mejora de los niveles de vida de las personas, entre otros puntos.

Las » de crecimiento para la región», indicadas en el informe «Conectados: Tecnologías digitales para la inclusión y el crecimiento» del El Banco Mundial apunta que la economía salvadoreña crecerá 2,8 % en 2023 y 2,3 % en 2024.

La tecnología está impulsando soluciones para acompañar a las instituciones financieras en la adopción de un enfoque más ágil para lograr ser más inclusivos con sus usuarios a nivel global. Esta meta es hoy una de las primordiales en el sector, justamente para alcanzar a satisfacer las necesidades de las personas en el uso y acceso a las herramientas financieras para fortalecer la economía.

En este sentido, una encuesta de Harvard Business Review Analytics sobre las oportunidades en los servicios financieros destaca que 39% de los encuestados buscaba en 2022 mejorar la satisfacción del cliente como uno de los principales objetivos comerciales en cuanto a transformación digital. El estudio también pronostica que en los próximos años las inversiones en tecnología se centrarán en automatización de procesos comerciales (61%), inteligencia artificial y tecnología de aprendizaje automático, asistentes/bots digitales (39%) y automatización digital para gestionar operaciones de TI (33%).

De esta manera, la incorporación de tecnologías Web3 como blockchain y la tokenización de activos, están creciendo dentro del sistema financiero justamente por su capacidad para lograr que las instituciones financieras se vuelvan más ágiles, eficientes, reduciendo costos operativos y mejorando la rentabilidad. Esto es especialmente importante cuando se trata de desarrollar productos y servicios innovadores para llegar a segmentos de mercado previamente inexplorados o poco atendidos, también para impulsar la interoperabilidad, arista que aparece en modelos como el Open Banking y Open Finance.

“En El Salvador hay bancos que utilizan la tokenización de diferentes activos a través de tecnología blockchain con el fin de hacer más ágiles las transacciones. Lo anterior representa un mejor instrumento para las operaciones bancarias ya que elimina la fricción de los diferentes lenguajes que hay dentro del sistema. En Centroamérica, hay una gran oportunidad de crecer por medio de esta vía debido a la gran actividad económica que tiene la región, sobre todo ahora que se están ampliando métodos de transferencia”, comentó Carlos Alfaro, jefe de Desarrollo de Negocios de Koibanx, compañía líder en tokenización de activos utilizando tecnología blockchain.

EL MUNDO FINANCIERO SE VUELVE MÁS ÁGIL  

Rumbo a 2024 ya se visualizan algunas tendencias enfocadas a Web3 y el sector bancario:

  1. Diversificación de Activos Tokenizados: Más tipos de activos se tokenizarán, no solo limitados a bienes raíces o arte, sino también activos como acciones de empresas privadas, deuda, commodities, e incluso activos intangibles como derechos de propiedad intelectual.
  2. Evolución de DeFi: Las finanzas descentralizadas (DeFi) continuarán madurando con la aparición de nuevos protocolos, soluciones de escalabilidad y una mayor integración con productos financieros tradicionales.
  3. Crowdfunding (financiamiento colectivo): se ha vuelto más accesible gracias a la tecnología Blockchain. Esto ofrece transparencia, seguridad y acceso global al permitir la emisión de tokens que representan participación en un proyecto. Así, más personas pueden invertir al dividir los activos.
  4. Loyalty 3:0: La evolución de programas de fidelización (loyalty programs) hacia lo que se ha denominado «Loyalty 3.0» integra tecnologías como Blockchain para mejorar la rapidez y la experiencia personalizada del usuario. Veremos campañas de gamificación para dinamizar la transaccionalidad de puntos de lealtad y que los mismos podrán usarse en una red más amplia de comercios afiliados o programas sin restricciones de datos cerrados.
  5. Democratización en las remesas: instituciones financieras apostarán por esta tecnología para reducir el tiempo de liquidación a minutos o incluso segundos y facilitar el acceso a servicios financieros, lo que abre oportunidades para comunidades desatendidas o subtendidas.
  6. Integración de Tecnologías Emergentes: La integración de inteligencia artificial y análisis de datos transformará la forma en que las instituciones financieras ofrecen servicios, personalizando aún más la experiencia del cliente.
  7. Contratos inteligentes: Por último, esta es una de las innovaciones más emocionantes en el espacio Blockchain por el gran potencial de agilizar a los bancos al automatizar y garantizar la ejecución de acuerdos de manera transparente y segura.

“El ecosistema Fintech en la región está creciendo activamente. Los bancos se definen cada vez más como participantes de un ecosistema en colaboración con las fintechs y no como compradores o clientes tradicionales de productos tecnológicos. Estos factores muestran un escenario en donde contar con soluciones sobre Blockchain que brinden una capa tecnológica interoperable,  transparente, que garantiza la emisión y el manejo de diferentes activos sin alterar las relaciones de poder o competencia entre oferentes de productos financieros se convierte en algo cada vez más importante. No hay dudas que blockchain y Web3 están ya siendo un pilar estratégico en la dinámica del sistema financiero y su estrategia para los próximos años, como también lo son identidad y data management”, concluye, Leo Elduayen, el CEO de Koibanx.

La perspectiva en cuanto a la innovación del sector financiero del país a través de Blockchain es positiva, teniendo en cuenta el ciclo económico actual y las nuevas tendencias de mercado emergentes.

 

Recomendados

Recientes